cabecera_cop_cast  
-->
 
       

 Español (spanish formal Internacional) Català English (United Kingdom) Francais German 

HERPES OFTÁLMICO

INFORMACIÓN AL PACIENTE - VISIÓN
herpesoftalmico

El herpes zoster oftálmico, es una dermatosis producida por el virus zostérico o del herpe zoster (virus V-Z o varicela-zoster), que se localiza en el territorio del nervio oftálmico. Suele presentarse en la edad media de la vida, pero también se observa en sujetos muy jóvenes, siendo más frecuente en el sexo masculino.

Como síntomas iniciales, pueden presentarse dolores neurálgicos unilaterales, malestar, escalofríos, fiebre, anorexia, náuseas, etc.; otras veces empieza de modo súbito; aparece con los dolores la erupción cutánea en forma de placas eritematosas, sobre las que se forman vesículas, separadas por espacios de piel sana; las vesículas pueden confluir formando una mayor; la erupción ocupa el párpado superior, la raíz de la nariz y media región frontal del mismo lado, sin pasar nunca de la línea media, pudiendo llegar hasta el vértex. Los dolores son más intensos en los adultos; suelen preceder y acompañar a la erupción; son una mezcla de neuralgia y simpatalgia; suelen disminuir al final de la erupción hasta desaparecer por completo.

Puede afectar la zona ocular, en la conjuntiva puede haber congestión edematosa o elementos eruptivos cerca del limbo, con nódulos que desaparecen sin dejar señal; en la córnea se presentan vesículas que se ulceran; pueden aparecer a la vez que la erupción cutánea; son centrales, paracentrales o en sector; no hay vascularización profunda, existe hipoestesia a veces en toda córnea; que persiste durante meses. La uveítis asociada también dura semanas o meses y puede dejar secuelas como sinéquias.

En muchos casos quedan secuelas superficiales (distrofia epitelial, ulceraciones extensas con anestesia corneal), o profundas, parenquimatosas, que pueden ulcerarse y dejar leucomas; otras son del tipo de la queratitis neuroparalítica por lesiones nerviosas. En la esclerótica pueden persistir placas de esclerosis, con opacidad corneal y atrofia del iris a veces en sector; otras de forma hemorrágica con hipema; pueden presentarse también crisis hipertensivas; la neuritis óptica es rara; es frecuente la parálisis del motor ocular común (M. O. C), a veces existe midriasis con arreflexia; siendo menos frecuente la del motor ocular externo (M. O. E.) y muy rara la del patético.

Como el zoster es una enfermedad por inmunosupresión, el enfoque está en el restablecimiento de la inmunocompetencia.

En algunos casos puede afectar a la córnea (véase herpes corneal).

 

Prof. Doctor Fernando-J. Palomar Mascaró. PhD. MUOCV. MSc. DOO. DO. FIACLE. FAAO.

Director CENTROS PALOMAR

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia de uso. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial del sitio ya se han establecido. Para saber que tipo de cookies utilizamos y como eliminarlas, ver el siguiente enlace.


Acepto las cookies de este sitio.